Home Econoticias Solar Cómo ahorrar electricidad y reducir tu factura

Cómo ahorrar electricidad y reducir tu factura

0
Cómo ahorrar electricidad y reducir tu factura

Cómo ahorrar energía en casa

El mercado de la electricidad es muy volátil y, debido a las emisiones de CO2, el coste de la energía en kWh está aumentando. Esto afecta a la factura de la luz de muchos de nosotros. Por este motivo, cada vez son más las personas que se preocupan por cómo ahorrar energía y en su factura de la luz.

A continuación, te revelamos algunos consejos para ahorrar electricidad en casa.

Además, veremos cómo ahorrar en la factura de la luz no siempre está relacionado con ahorrar energía. De hecho, pasándote a la energía fotovoltaica se puede ahorrar en la factura de la luz sin tener que reducir el consumo de energía.

Tras el cambio de las tarifas eléctricas, muchos nos preguntamos cómo ahorrar electricidad. Reorganizando nuestros hábitos de consumo y prestando atención a ciertos detalles, ¡podemos consumir menos energía y reducir los costes de nuestra factura de la luz!


Desenchufa y evita el modo de espera

¿Has oído hablar alguna vez de las cargas fantasma? Con este término nos referimos a la electricidad que se consume cuando los electrodomésticos de tu casa están apagados o en modo de espera.

Lo más sorprendente es que hoy en día el consumo total de electricidad se debe a estas cargas y, sin darnos cuenta, nosotros mismos determinamos los sobrecostes en nuestras facturas.

Así que ármate con una regleta y agrupa todos tus aparatos. Así podrás apagar todos tus aparatos eléctricos en menos de un segundo ¡y ahorrar mucha energía!


Elige electrodomésticos de bajo consumo

No todos los aparatos eléctricos consumen la misma cantidad de energía. Aunque los electrodomésticos de bajo consumo son más caros, consumen menos energía y te ahorran dinero en la factura de la luz.

Elige electrodomésticos de bajo consumo


Utiliza bombillas LED

Otra forma de reducir la factura de la luz es sustituir las bombillas por bombillas LED. De hecho, una bombilla LED consume un 80% menos de electricidad que una convencional.

Además, en los días de verano, las bombillas LED producen menos calor, lo que conlleva un menor uso de aire acondicionado y ventiladores.


Utiliza correctamente la lavadora y la secadora

Algunos electrodomésticos consumen más energía que otros. Por eso, es bueno tener en cuenta algunos trucos para ahorrar. Por ejemplo, si tienes que poner la lavadora, elige la hora de la tarde, cuando los costes energéticos son más bajos. Además, te aconsejamos reducir los grados de lavado, evitando superar los 40º, llenar cada lavadora a carga completa y evitar las funciones de prelavado si no son necesarias.

Una vez lavada, presta atención al secado de la ropa y utiliza la secadora sólo cuando sea necesario.


Elige una temperatura adecuada para tu hogar

Calor en verano y frío en invierno. Conseguir la temperatura ideal en nuestro hogar tiene su precio… la electricidad.

Un consejo muy sencillo es no calentar ni enfriar nuestra casa más de lo necesario. La temperatura ideal de la casa es de 21°C, aunque en verano se recomiendan 26 °C con aire acondicionado.

Sin embargo, la temperatura puede variar según la estación. No obstante, es aconsejable que la diferencia entre la temperatura exterior y la interior no supere los 12 °C.


Mantener el aire acondicionado y los ventiladores

Precisamente porque hablamos de temperaturas, es importante recordar que un buen mantenimiento del aire acondicionado o de los ventiladores no sólo es bueno para la salud, sino que puede suponer un ahorro en el consumo eléctrico.


Revisa tu caldera

Tu caldera también necesita un mantenimiento regular. Así consumirá menos energía. Es bueno precisar que el mantenimiento de este aparato debe ser realizado por una empresa especializada y autorizada.


Evitar cubrir los radiadores

Y, por último, en el ámbito de la climatización, un consejo importante para los meses fríos es no tapar los radiadores.

Los cubreradiadores pueden mejorar el aspecto de su casa, pero impiden que todo el calor generado por los radiadores se propague por toda la casa. Esto aumenta el consumo de energía, ya que es necesario ajustar una temperatura más alta.


Utiliza temporizadores

Un último consejo se refiere al uso de temporizadores. Si tus electrodomésticos no tienen opción de programación, los temporizadores son una buena opción para programarlos a las horas más económicas.


Mejora el aislamiento térmico de tu vivienda

Mejorar el nivel de aislamiento térmico de tu vivienda es crucial si quieres reducir significativamente tus necesidades energéticas. De hecho, la implantación de un aislamiento térmico puede disminuir la dispersión en un 40/50%.

Además, una vez finalizada la obra, las menores necesidades de energía térmica te permitirán instalar una caldera menos potente y, por tanto, menos costosa.

El aislamiento térmico puede realizarse tanto en el exterior como en el interior de la vivienda. Esta segunda opción es invasiva, pero implica la pérdida de superficie interior y no siempre es posible


Aislamiento de tejados y techos

¿Sabías que un tejado bien aislado marca la diferencia en su factura de la luz? Sabemos que es una inversión importante, pero conviene tener en cuenta todas las ventajas que ofrece.


Favorece las ventanas y puertas de doble acristalamiento

Además del aislamiento térmico, sustituir las ventanas y puertas antiguas también puede ser una solución para ahorrar costes. Las ventanas y puertas deben:

  • De materiales muy aislantes (por ejemplo, PVC y madera con rotura de puente térmico)
  • Con doble o triple acristalamiento y cámara de aire de argón
  • Con especial atención a la insonorización de la vivienda

Cómo ahorrar en la factura de la luz con la energía fotovoltaica

El autoconsumo consiste en tener en casa un sistema de paneles fotovoltaicos que produce energía solar que luego se consume en la propia casa. Esta energía, aparte de la inversión en el sistema fotovoltaico, ¡es totalmente gratuita!

En el contexto actual de tarifas eléctricas, el autoconsumo cobra aún más importancia. De hecho, es precisamente durante las horas más caras cuando los paneles solares fotovoltaicos producen energía que no hay que solicitar a la red eléctrica. Además, esta solución puede ayudarnos a ahorrar dinero cuando no estamos en casa: ¡el consumo de energía fantasma puede cubrirse con el autoconsumo fotovoltaico!

Así que, si quieres saber cuál es el mejor truco para ahorrar dinero en la factura de la luz, te lo contamos: cámbiate a un sistema fotovoltaico y notarás un descenso del 50% en tu factura de la luz. Y aún hay más. Si decides apostar por la energía solar con un sistema fotovoltaico, te aconsejamos:

Concentrar el máximo consumo durante las horas de sol. Por tanto, programa tus electrodomésticos para que funcionen durante las horas de sol. En verano, reduce la exposición al calor bajando las persianas o utilizando toldos.

Opta por una instalación fotovoltaica con acumulador si quieres utilizar la energía solar también por la noche y no depender de la red.

4.9/5 - (52 votos)

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + 17 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Salir de la versión móvil